1. Inicio
  2. /
  3. Libros y complementos
  4. /
  5. Libros
  6. /
  7. Apología de un matemático

Apología de un matemático

16,00

Hay existencias

Apología de un matemático

Godfrey Harold Hardy
Sinopsis

G.H. Hardy fue uno de los mejores matemáticos de este siglo, reconocido entre sus contemporáneos como un «matemático auténtico, el más puro entre los puros». Esta Apología, escrita emotivamente cuando su poder creativo matemático estaba ya en su ocaso, es un relato brillante y cautivador de las matemáticas consideradas como mucho más que una ciencia, que nos proporciona una de las mejores visiones de cómo discurre la mente de un matemático en pleno proceso de trabajo. De hecho, este libro está ampliamente considerado como una de las mejores penetraciones en la mente de un matemático profesional, escrita para profanos. En sus páginas, Hardy defiende el valor de la matemática teórica más abstracta y la belleza como valor indispensable de las buenas teorías matemáticas por encima de otros valores como su aplicabilidad o relevancia para los problemas de física. Cuando fue publicada en inglés por primera vez, Graham Greene la aclamó, junto con los cuadernos de notas de Henry James, como «la mejor narración de lo que representa el ser un artista creativo». El prólogo de C. P. Snow a la edición inglesa proporciona algunas claves de la vida de Hardy, incluyendo las anécdotas relativas a su colaboración con el matemático indio Ramanujan, sus aforismos y su pasión por el críquet. Este es un relato único de la fascinación por las matemáticas y de uno de sus exponentes más convincentes de los tiempos modernos.

Prefacio de C.P. Snow
Introducción de José Manuel Sánchez Ron
PÁGINAS
160 páginas
TAMAÑO
14×22 cm
ENCUAD
Rústica con solapas

Godfrey Harold Hardy

Cranleigh (Reino Unido), 1877
Cambridge (Reino Unido), 1947
Biografía

Matemático británico que formuló la desigualdad que lleva su nombre. Fue el principal valedor en Gran Bretaña y director de tesis del matemático autodidacta indio Ramanujan (1887-1920), conocido por algunas de sus asombrosas fórmulas. Sus padres, maestros de escuela, sentían inclinación por las matemáticas, y la suya se hizo presente muy temprano. Cuando tenía dos años escribía números superiores a dos millones, y se ponía a prueba a sí mismo factorizando los números de los himnos en la iglesia. Tras asistir a la escuela en Cranleigh, entró en el Winchester College. En 1896, pasó al Trinity College (Cambridge). Ocupó la cátedra Sadleriana desde 1931 hasta 1942; había dejado Cambridge en 1919 para hacerse cargo de la cátedra Saviliana de Geometría en Oxford. Considerado el mejor matemático de su tiempo en el Reino Unido, los trabajos de Hardy abarcan una gran diversidad de temas, entre los que destacan el análisis diofántico, la suma de series divergentes, las series de Fourier, la función de Riemann y los números primos. Colaboró con el matemático indio Ramanujan en la teoría de funciones algebraicas. Fue un antibelicista declarado durante ambas guerras mundiales, pues se sentía incapaz de luchar contra un pueblo, el alemán, que tantos matemáticos de talla había dado al mundo, lo que le colocó en una incómoda posición frente a sus colegas.

Quizás te pueda interesar:
Menú
WhatsApp chat