1. Inicio
  2. /
  3. Ropa
  4. /
  5. Camisetas La Lokomotora
  6. /
  7. Camiseta FC Start roja

Camiseta FC Start roja

34,95
Limpiar

CAMISETA FC START ROJA

La camiseta del FC Start, el equipo que prefirió la muerte a dejarse ganar el partido por los nazis.

100% poliéster MicroMesh altamente transpirable. Escudo bordado. El número 42 (en referencia al año en que se disputó el partido) está compuesto por los nombres de los jugadores del FC Start que jugaron el “partido de la muerte”.

Tallas largo x ancho XS (66.50X49), S (69×51.50) M (71.50×54), L (74×56.50), XL (76.50×59) y XXL (79×61.40), XXXL (81.50X64)

Historia

Kiev 1941, la ciudad está completamente controlada por los nazis. Muchas personas han huido, muchas han muerto, incluidos los jugadores del Dinamo de Kiev y del Lokomotiv. Iosif Kordik es un panadero aficionado del Dinamo al que los nazis dejan hacer por ser de origen alemán. Un día, Kordik se encuentra vagando por la ciudad destruida a Nikolai Trusevich (portero del Dinamo e ídolo del panadero) desnutrido y desorientado. Convence a Trusevich para que encuentre al resto de jugadores del Dinamo y del Lokomotiv y los emplea en su panadería. Kordik tiene contactos con los nazis y ve la posibilidad de hacer negocio. Consigue organizar algunos partidos contra equipos de las fuerzas de ocupación. El Dinamo había sido prohibido por lo que crean el FC Start que curiosamente tiene el mismo significado que en inglés.
El Start jugó contra fascistas húngaros, rumanos y alemanes ganando ampliamente la mayoría de sus partidos con los siguientes resultados:
6-2, 11-0, 9-1, 6-0, 5-1 y 3-2
Los nazis comienzan a alamarse mientras que se eleva exponencialmente la moral de la maltrecha población.
Para poner fin a la situación, deciden enviar a Kiev al Flakelf, un equipo formado por oficiales de la Luftwaffe con una excelente condición física. Sin embargo, se consigue el efecto contrario al deseado: El Start gana por un contundente 5-1 llenando de orgullo a l@s kievitas.
En un principio pensaron en ejecutar a todos pero analizándolo más fríamente concluyeron que de esa manera crearían mártires para un pueblo totalmente entregado al Start. Se decide organizar la revancha para el 9 de agosto de 1941. Partido que ´debía` ganar cómodamente el Flakelf.
Seis años antes durante los JJOO de Berlín el Ministro de Propaganda Goebbels había dicho: “100.000 personas abandonan el estadio deprimidas. Ganar un partido puede ser más importante que conquistar ciudades en el Este”.
El 9 de agosto todo está dispuesto, los alemanes esperan que sea un mero trámite. Nunca habían perdido un partido en territorios ocupados y van a demostrar que lo del partido de ida fue casualidad, un equipo de eslavos desnutridos no puede ganar dos veces a la escuadra aria.
Arbitra un oficial de las SS que habla ruso, se acerca al vestuario del Start y les explica que al salir deben formar con el brazo en alto haciendo el saludo nazi. Sin embargo, el Start tiene otros planes y en lugar de hacer el saludo nazi gritan al unísono: ¡fizculthura! Esta expresión significa algo así como `viva el deporte´ y era un grito típico de los equipos soviéticos, la mayoría creados al calor de la Revolución. Los jugadores del FC Start eran comunistas convencidos.
Durante la primera parte los alemanes se emplearon con gran violencia contra los jugadores del Start. Como era de esperar, el árbitro asistió entusiasta a la carnicería. Aún así, los jugadores del Start se fueron al vestuario ganando 2-1. Viendo que iban a perder el partido, en el descanso varios miembros del ejército nazi se dirigen al vestuario del Start y dejan las cosas claras: `si ganan, morirán todos´. Hay cierto debate como es lógico, al fin y al cabo la gente habría entendido que se dejaran ganar en la segunda parte. Sin embargo, ¡los jugadores salen decididos a ganar el partido y se ponen 5-3!
Al final del partido Oleksiy Klimenko dribla a varios jugadores del Flakelf y una vez delante de la portería vacía se da la vuelta y dispara hacia el centro del campo en un gesto de burla y superioridad. El arbitro decide pitar el final del partido antes de que se cumplan los 90 minutos reglamentarios. El público no cabe en sí de júbilo. Después de las innumerables vejaciones a las que habían sido sometidos ahora eran los kievitas quienes sonreían.
Los alemanes no cumplieron su amenaza de manera inmediata para no convertirlos aún más en héroes. Dejaron que jugaran otro partido, que por cierto, ganaron 8-0. Después los jugadores fueron acusados de pertenecer al NKVD soviético. Algunos fueron torturados hasta la muerte, otros recluidos en campos de concentración donde encontraron el mismo final. Solamente sobrevivieron Fedir Tyutchev, Mikhail Sviridovskiy y Makar Goncharenko que no se encontraban junto a sus compañeros en el momento de la detención.
Trusevich fue ejecutado (con la camiseta del Start puesta) junto a varios de sus compañeros en el campo de concentración de Syrets. Kiev será liberado por el Ejército Rojo en noviembre de 1943.
Ejemplos como el del FC Start fueron determinantes para mantener la moral aún en los momentos más difíciles, permitiendo la contraofensiva que liberaría a Europa y al mundo de la barbarie nazi. En 1981 se erigió en el estadio del Dinamo de Kiev una escultura homenaje a su gesta.
Todavía hoy puede entrar gratis al estadio quien conserve una entrada del ´Partido de la Muerte´.


La mayoría de la gente conoce la película Evasión o victoria del cineasta John Huston que está inspirada en estos hechos al estilo hollywoodiense. Huelga decir que no había estadounidenses ni británicos en Kiev en 1942.
También hay tres películas soviéticas: dos mitades llamadas infierno, tercer tiempo y el partido de la muerte basadas en esta historia.
¡Honor y gloria al FC Start y a todos los que plantaron cara al nazi-fascismo!

Quizás te pueda interesar:
Menú
WhatsApp chat