1. Inicio
  2. /
  3. Libros y complementos
  4. /
  5. Libros
  6. /
  7. Cartas de la prisión

Cartas de la prisión

12,00

Hay existencias

CARTAS DE LA PRISIÓN (1896-1918)

Durante los más de veinte años de afanosa lucha por la revolución y el socialismo, Rosa Luxemburgo  pasó numerosas veces por diferentes prisiones alemanas. En las cartas recogidas desde su primer ingreso en prisión, en 1896, hasta las últimas a finales de 1918, muestra su espíritu independiente, lógico y penetrante, así como su deseo de conocer y teorizar más allá de la doctrina marxista que inspiró su obra y sus acciones. Pese a su situación y represión, Rosa Luxemburgo nunca dejó atrás sus ideas, sino que siguió escribiendo incansablemente para defender sus convicciones, manifestando, aun estando presa, un conocimiento del momento político sorprendente. Cartas de la prisión es, por tanto, una muestra más de la brillantez de una mujer cuyo pensamiento sigue siendo capaz de remover, en la actualidad, muchas conciencias. Luxemburgo salió de la cárcel de Breslavia el 8 de noviembre de 1918; Karl Liebknecht lo había hecho un poco antes y ya había comenzado la reorganización de la Liga Espartaquista. Juntos crearon el periódico Die Rote Fahne [La Bandera Roja] y empezaron a provocar la deseada revolución social. Pero los hechos se precipitaron.

Rosa Luxemburg

Rosa Luxemburg

Rosa Luxemburg (1870-1919) Revolucionaria y teórica del socialismo alemán, de origen judío polaco. Hija de un comerciante de Varsovia, su brillante inteligencia le permitió estudiar a pesar de los prejuicios de la época y de la discriminación que las autoridades zaristas imponían en Polonia contra los judíos. Su militancia socialista le obligó a exiliarse desde los 18 años, refugiándose en Suiza, donde terminó sus estudios de Derecho, trabó contacto con revolucionarios exiliados y se unió a la dirección del joven Partido Socialdemócrata Polaco. En 1898 se trasladó a Alemania para unirse al poderoso Partido Socialdemócrata de aquel país (SPD) y participar en los debates teóricos que lo agitaban desde la muerte de Marx y Engels. Asociada con Kautsky, defendió la «ortodoxia» marxista frente al «revisionismo» de Bernstein e hizo aportaciones teóricas originales en torno al imperialismo y al derrumbe del capitalismo, que creía inevitable (La acumulación del capital, 1913). Junto con Karl Liebknecht encabezó las protestas de los socialistas de izquierda contra la Primera Guerra Mundial y contra la renuncia del SPD al internacionalismo pacifista; fue detenida por ello en 1915, pero continuó escribiendo desde la cárcel. Fue ella quien puso las bases teóricas para la escisión de la Liga de los Espartaquistas (1918), transformada un año más tarde en Partido Comunista Alemán (KPD). Junto con Liebknecht, lanzó la Revolución espartaquista de 1919; y, como él, murió a manos de los militares encargados de su represión.

CONTENIDOS

Introducción La revolución rusa Importancia fundamental de la Revolución rusa La política agraria de los bolcheviques La cuestión de las nacionalidades La Asamblea Constituyente La cuestión del sufragio El problema de la dictadura La lucha contra la corrupción Democracia y dictadura

Quizás te pueda interesar:
Menú
WhatsApp chat