1. Inicio
  2. /
  3. Libros y complementos
  4. /
  5. Libros
  6. /
  7. La crisis de la socialdemocracia

La crisis de la socialdemocracia

7,00

Hay existencias

La crisis de la socialdemocracia

de Rosa Luxemburg (Escritor)

Un ensayo sobresaliente de teoría marxista.

Rosa Luxemburgo (1871-1919) se situó a la vanguardia en la lucha contra la guerra mundial. Era la consecuencia lógica de su lucha antimilitarista que provocó su encarcelamiento en varias ocasiones por el militarismo prusiano, acusada de «llamar a la rebelión», «incitar a los soldados a la desobediencia» e «insultar al emperador». Durante el tiempo que pasó en la cárcel escribió uno de sus ensayos más célebres: La crisis de la socialdemocracia, conocido también como Folleto Junius. En él explicaba que el conflicto bélico no poseía un carácter defensivo frente al zarismo ruso, sino que constituía una guerra imperialista surgida de las contradicciones y necesidades del desarrollo del capitalismo. En aquel periodo de reacción fue todo un manual para la educación del núcleo de cuadros marxistas y obreros revolucionarios de Alemania que posteriormente protagonizaría la revolución de los consejos en noviembre de 1918. Nadie puede quedar indiferente ante la comprometida vida de Rosa Luxemburgo. Amada y admirada por los espíritus más combativos, sigue siendo en el siglo xxi sinónimo de rebelión y revolución.
Fecha publicación 06-07-2017
Páginas176
Formato Rústica

Rosa Luxemburg

Rosa Luxemburg

Rosa Luxemburg (1870-1919) Revolucionaria y teórica del socialismo alemán, de origen judío polaco. Hija de un comerciante de Varsovia, su brillante inteligencia le permitió estudiar a pesar de los prejuicios de la época y de la discriminación que las autoridades zaristas imponían en Polonia contra los judíos. Su militancia socialista le obligó a exiliarse desde los 18 años, refugiándose en Suiza, donde terminó sus estudios de Derecho, trabó contacto con revolucionarios exiliados y se unió a la dirección del joven Partido Socialdemócrata Polaco. En 1898 se trasladó a Alemania para unirse al poderoso Partido Socialdemócrata de aquel país (SPD) y participar en los debates teóricos que lo agitaban desde la muerte de Marx y Engels. Asociada con Kautsky, defendió la «ortodoxia» marxista frente al «revisionismo» de Bernstein e hizo aportaciones teóricas originales en torno al imperialismo y al derrumbe del capitalismo, que creía inevitable (La acumulación del capital, 1913). Junto con Karl Liebknecht encabezó las protestas de los socialistas de izquierda contra la Primera Guerra Mundial y contra la renuncia del SPD al internacionalismo pacifista; fue detenida por ello en 1915, pero continuó escribiendo desde la cárcel. Fue ella quien puso las bases teóricas para la escisión de la Liga de los Espartaquistas (1918), transformada un año más tarde en Partido Comunista Alemán (KPD). Junto con Liebknecht, lanzó la Revolución espartaquista de 1919; y, como él, murió a manos de los militares encargados de su represión.

CONTENIDOS

I. Cambio de escena II. Ante la «realidad» III. Nada en el secreto IV. La expansión imperialista alemana V. El zarismo VI. La Unión Sagrada VII. El espantajo de la «invasión» VIII. Lo que la guerra puede dar al proletariado

Apéndice. Tesis sobre las tareas de la socialdemocracia internacional

Quizás te pueda interesar:
Menú
WhatsApp chat